El II Gran Premio Internacional Finetwork Madrid Marcha, Cita de Campeones, celebrado el pasado 30 de abril en la Gran Vía madrileña —en un recorrido de 10 kilómetros, desarrollado en el circuito urbano homologado de un kilómetro entre la Plaza de Callao y el edificio de Telefónica—, fue todo un éxito. Pero ya no sólo a nivel deportivo, sino también en el aspecto económico, el mediático y en lo que a la asistencia de público se refiere.

Son las cuatro patas de un banco que convierten a esta prueba en el evento de referencia de la especialidad de la marcha atlética a nivel mundial.

El Gran Premio Internacional Finetwork Madrid Marcha, Cita de Campeones, que está organizado por la empresa G2O Publisport y tiene como ideólogo al marchador Diego García Carrera —medalla de bronce en la prueba de 20km marcha de los últimos Europeos de atletismo disputados en septiembre de 2022 en Múnich (Alemania)—, cuenta con el patrocinio de LaLiga, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid. Además, desde este año tiene como patrocinador principal a Finetwork, compañía española de fibra y móvil que opera en el sector de las telecomunicaciones desde 2019.

En lo estrictamente deportivo, los principales triunfadores fueron el italiano Francesco Fortunato (38:56) y la china Jiayu Yang (43:20), campeona del mundo de 2017, al imponerse en categoría masculina y femenina, respectivamente, de un total de 89 participantes en la carrera absoluta. Pero no sólo Fortunato y Yang brillaron con luz propia sobre el asfalto de la Gran Vía madrileña, sino que otros muchos marchadores también tuvieron destacadas actuaciones.

Fue el caso, por ejemplo, de Paul McGrath. El joven barcelonés de 21 años, que es campeón de Europa y bronce mundial en categoría sub-20 en la distancia de 10km, fue el mejor de los españoles en el II Gran Premio Internacional Finetwork Madrid Marcha, Cita de Campeones, al acabar en quinta posición con un registro de 39:06, lo que supone rebajar en 21 segundos la mejor marca española de la historia sub-23 en 10km marcha en ruta, que el mítico Valentín Massana tenía desde 1992.

Muchos de estos 89 marchadores también brillaron tres semanas después en la Copa de Europa de marcha por equipos, disputada el pasado 21 de mayo en Podebrady (República Checa). Fortunato se impuso en Madrid y días después en tierras checas para liderar la victoria de Italia en la prueba de 20km, por delante de España, gracias también al tercer puesto de Massimo Stano, el campeón olímpico de la distancia en los Juegos de Tokio 2020, que venía de firmar el cuarto mejor registro en Madrid.

Entre los dos transalpinos, segundo, se situó el sueco Perseus Karlström, vencedor de la primera edición del Gran Premio Internacional Madrid Marcha, pero que en el segundo certamen no pudo pasar del décimo puesto. Asimismo, resaltar el primer puesto en Podebrady de la griega Antigoni Ntrismpioti y el segundo de la italiana Antonella Palmisano en 20km, después de haber sido octava y decimotercera en la capital de España, respectivamente.

Si destacada fue la actuación de los italianos, más todavía la de los marchadores españoles en tierras checas, pues España dominó la cita de Podebrady por equipos en los 35 kilómetros, tanto en categoría masculina como femenina. María Pérez ganó la carrera femenina con récord del mundo (2h37:15) por delante de la barcelonesa Raquel González, que venía de ser duodécima en Madrid, y de la también barcelonesa Cristina Montesinos.

Entre los chicos el extremeño Álvaro Martín, campeón de Europa de 20 kilómetros en Múnich 2022, llegó el primero tras dominar la carrera de principio a fin y parar el crono en 2h25:35 (récord de España), por delante del alemán Christopher Linke, que había sido sexto en Madrid, y del también Miguel Ángel López, tercero.

El tercer marchador que aseguró el triunfo en la general por equipos fue el balear Marc Tur, octavo en Podebrady después de haber sido decimosexto en la capital de España.

El otro equipo español en categoría absoluta en la República Checa fue el masculino de los 20 kilómetros, que también subió al podio y se colgó la plata gracias a la actuación de Alberto Amezcua (cuarto), Paul McGrath (quinto) y Diego García Carrera (séptimo, después de haber firmado un noveno puesto en el II Gran Premio Internacional Finetwork Madrid Marcha).

Asistencia, OTS y AVE

En cuanto a la asistencia de público de la cita madrileña, más de 10.000 personas acudieron a la Gran Vía para presenciar la prueba en directo y a lo largo del circuito. Un evento que se desarrolló en un ambiente deportivo-festivo, sin que se registrara ni una sola incidencia.

La segunda edición del Gran Premio Internacional Madrid Marcha ha tenido también un gran impacto económico en términos AVE (siglas de ‘advertising value equivalency’, que valora la información en términos económicos) con un impacto de 3,46 millones de euros, lo que supone un incremento del 70,44 por ciento con respecto a la primera edición.

En cuanto a los datos de audiencia, el crecimiento ha sido todavía más espectacular, pues el dato de OTS (siglas de ‘opportunity to see’, que hace referencia al número de veces que un anuncio ha sido visto por un consumidor desde el momento de su publicación) ha pasado de 79,3 millones de espectadores de la primera edición a los 440 millones de la segunda, lo que supone un aumento del 456,9 por ciento.

En concreto, se han publicado 186 artículos relacionados con el II Gran Premio Internacional Finetwork Madrid Marcha, Cita de Campeones: 155 en web, 20 en prensa escrita, ocho en radio y tres en televisión.

ES